Homicidio agravado por ignorancia pedante

latín¡Oh, tiempos!. En mis mocedades, cuando nos topábamos con un término o expresiòn que no comprendíamos, allí estaba ese mamotreto pesado, amarillento, ajado, llamado “Diccionario”. O preguntábamos a alguien que suponíamos podía ilustrarnos. Y uno, contento con haber aprendido algo más. Hoy, debo resignarme a algunos lectores que me piden no escriba tan “difícil”, sarcásticamente vilipendiado por “elitista”. En la Historia ha habido muchas lenguas muertas, pero de seguir así el Castellano será la primera lengua asesinada.

Anuncios